Para comenzar este blog, he querido rescatar un artículo que escribí hace un par de años para la revista CMYK que editábamos en AIDO

¿Innovar o sucumbir?

Todos los expertos coinciden en señalar que el sector gráfico europeo y español debe enfrentarse en el presente inmediato a tres retos fundamentales: la disminución de la capacidad exportadora, debido principalmente a la fuerte competencia de los países asiáticos basada en unos menores costes de producción; la competencia con las nuevas tecnologías, básicamente en cuanto al segmento de impresión publicomercial se refiere, que ha supuesto una reducción del nicho de mercado, y un alto nivel de competencia interior, debido sobre todo al exceso de capacidad productiva y lo reducido de la oferta de la cartera de productos.

En este punto, la innovación se convierte en un proceso fundamental para alcanzar la competitividad.

Por otro lado, la innovación ha de producirse básicamente a nivel de producto, mediante la mejora o el desarrollo de éstos a través de la incorporación de avances tecnológicos que le sean de aplicación o por medio de una adaptación tecnológica de los existentes. Tenemos la necesidad de ofrecer más servicios ligados al producto gráfico y aliarse con las nuevas tecnologías para reinventar estos, buscando nuevas oportunidades de negocio.

El presente artículo recopila distintas soluciones ya disponibles en mercado para el desarrollo de producto innovador y de alto valor añadido. Los ejemplos que se muestran a continuación son extractos de distintas fuentes como Estrenos21, E21Digital y Club Darwin, sites de reconocido prestigio en cuanto a vigilancia tecnológica y promoción de novedades tecnológicas relacionadas con aplicaciones para la Industria Gráfica.

Diez innovaciones gráficas

Etiquetas bidimensionales QR y Datamatrix

Las etiquetas QR permiten, mediante su lectura, obtener mucha más información sobre el producto de la que en principio estaría impresa en la propia etiqueta.

Un código QR (Quick Response Barcode) es un sistema para almacenar información en una matriz de puntos o un código de barras bidimensionales que se caracterizan por los tres cuadrados que se encuentran en las esquinas y que permiten detectar la posición del código al lector. La sigla «QR» proviene de la locución inglesa «Quick Response» o respuesta de alta velocidad.

Un ejemplo de aplicación de códigos QR en la industria de la etiqueta es la Bodega Viniterra, que lanzó la campaña de publicidad “Algo que decir” en la cual aplica nuevas tecnologías en la comunicación del vino y se acerca de un modo diferente a sus consumidores.

La estrategia está desarrollada para su marca de jóvenes varietales Omnium e incluye la implementación de Códigos QR para integrar así los medios offline con los online a través de una acción mobile.

CLIICO un formato impreso interactivo y multimedia.

Permite transformar el formato impreso en interactivo mediante la impresión de una marca de agua digital superpuesta a una imagen. Dicha marca de agua digital debe generarse con un plug-in para photoshop específico y no necesita utilizar códigos QR o bidis. Esta tecnología permite ver tráilers, vídeos, etc., o cualquier otro contenido multimedia y visualizarse a través de dispositivos móviles con sólo pasar un terminal Smartphone, iPhone o teléfono móvil sobre la superficie impresa (periódico, revista, cartel publicitario…), de manera que la imagen impresa cobra vida en nuestro terminal.

Se trata de un nuevo soporte publicitario con muchas posibilidades para los profesionales del marketing.

Un caso de uso es la marca de moda Hoss Intropia que ofrece a sus clientes la posibilidad de ver el making off de varias de sus colecciones gracias a la inclusión del servicio de marketing móvil CLiiCo que ha convertido su catálogo en interactivo y multimedia. Con este paso, pone en manos de clientes y visitantes de sus tiendas, un catálogo a través del cual pueden acceder a contenido multimedia de las colecciones, vídeos de desfiles… todo, utilizando la aplicación

CLIC2C de su smartphone y escaneando las imágenes enlazadas convenientemente señalizadas.

Códigos de barra inteligentes y frescos… Fresh Cod

“Simplemente” se trata de un código de barras impreso una tinta especial que va degradándose con el tiempo. Una escala indica el grado de frescura del alimento al relacionar dicha frescura con una escala de tiempo.

Esta idea emplea la última tecnología en tintas biosensibles, retoma da una nueva funcionalidad al código de barras y mejora la seguridad de consumo de dichos productos.

Tintas termocrómicas, que indican con un cambio de color, variaciones en la temperatura del producto.

Las tintas termosensibles o termocrómicas pueden formularse para virar a diferentes temperaturas y, su comportamiento estándar es que, cuando se alcanza su temperatura de calibración, la tinta desaparece o cambia de color. Pueden ser reversibles, si al cesar el aumento de temperatura, vuelve a su estado original, o irreversibles si permanecen en el segundo estado.

Como ejemplo de uso, tenemos a la empresa Ball que ha hecho que la tinta termocrómica no sólo cambie de color de un color de origen a uno de destino determinado sino de cualquier color que se escoja a otro. La nueva tecnología permite también elegir la temperatura de cambio y está disponible tanto para latas de aluminio, como de acero.

Energía Solar: De blanco y negro a color por un rayo de sol

Las energías renovables están de moda y la solar es una de las más importantes. Con el fin de reforzar el concepto la compañía eléctrica Shikun & Binui Solaria contrató a la agencia israelí BBR Saatchi & Saatchi que creó un anuncio impreso en blanco y negro que vira a todo color al exponerlo al sol.

En la página de publicidad de la revista se ve una ilustración en blanco y negro en la que se puede leer la frase

“Mira la página frente al sol”. Cuando el lector sujeta la página de publicidad mirando al sol, ésta se llena de color y aparece la frase “Y mira como te puedes beneficiar de él”.

Las tecnologías inalámbricas aplicadas a las funcionalidades del envase.

Las cajas de cereal que no pasan desapercibidas. Packaging con animación inalámbrica

La empresa eCoupled presentó este innovador envase en la feria CES de las Vegas el cual permite animar mediante energía inalámbrica un producto para hacerlo más atractivo a la vista y resaltar entre la multitud de productos del lineal.

Además esta tecnología permite que el envase se comunique con un servidor y de este modo tener controlado el inventario de cada referencia para poder lanzar órdenes de reaprovisionamiento en automático.

Sopa que se calienta con tecnología inalámbrica

El envase de sopa cuenta con tecnología de carga impresa en el envase. Esto permite al consumidor cocinar la sopa solamente con situar el envase en una superficie de carga inalámbrica y elegir la temperatura baja, media o alta. El responsable de este desarrollo es la empresa Fulton Innovation.

Realidad Aumentada

La realidad aumentada consiste en un conjunto de marcadores que añaden información virtual a la información física ya existente. Esta es la principal diferencia con la realidad virtual, puesto que no sustituye la realidad física, sino que sobreimprime los datos informáticos al mundo real.

Utiliza un ordenador con una webcam para detectar los marcadores (una especie de código de barra), superponer objetos en tres dimensiones, combinando ambos en la pantalla, incluso si movemos o rotamos el libro.

Uno de los primeros en implementar esta tecnología en libros ha sido 3D Magic Book, el cual básicamente es una colección de libros educativos para niños que no sólo contienen ilustraciones sino que también ofrecen realidad aumentada para completar la información.

De momento existen los siguientes libros:

Dinosaurs & Fossils, Energy Resources, Space & Our

Solar System, Light, Sound, Electricity, & Magnetizm y Ecosystems.

El Velcro llega al packaging alimentario

El Press-Lok de Velcro ha sido diseñado como cierre para el envase alimenticio, donde el consumo del producto exige varias aperturas a lo largo de su ciclo de vida.

Facilita la manipulación del envase, gracias a un clic sonoro tanto en la apertura como en el cierre. Además no es necesario alinear con precisión las dos partes de la bolsa. La durabilidad de su estanqueidad se asegura por varios cientos de operaciones de apertura y cierre.

Tecnología de RFID en la industria de envases y embalajes

La tecnología de RFID está presenta cada vez en más sectores industriales. En el futuro a medio plazo veremos tags RFID incorporados en envases y embalajes con aplicaciones como la anti-falsificación o el seguimiento y localización durante el transporte.

Integrando microchips en los envases puede recogerse información de forma continua sobre el estado de un producto, tal como la humedad o la temperatura y emitir alertas cuando se encuentran por encima o por debajo de los umbrales programados. Los chips también pueden ayudar a los pacientes a tomar sus medicamentos en la dosis correcta y en el momento adecuado emitiendo un tono en el momento indicado.

Un ejemplo de aplicación es New Belgium Brewery Co, que utiliza un sistema de tags RFID en sus barriles de cerveza que ayuda a controlar, administrar y mejorar la utilización de sus 150.000 barriles. La empresa coloca tags pasivos de RFID en cada barril (que se imprimen en la línea de envasado con impresión serigráfica), en los centros de distribución y en los camiones de reparto.

La información que contienen los tags incluye el tipo de producto, la fecha de su llenado, la fecha de caducidad, la empresa que lo distribuye y el establecimiento final.

Nuevos soportes de impresión

Papel bioactivo para alimentos. un grupo de expertos finlandeses, acaba de desarrollar un nuevo tipo de papel bioactivo para envases alimentarios que puede servir como indicador o sensor de contaminantes en alimentos y para mantener durante más tiempo su vida útil. La novedad reside también en que, tras agregar moléculas al papel se consigue retrasar el crecimiento microbiano en alimentos.

Nuevo papel más fuerte que el hierro A veces se puede crear un nuevo material con características avanzadas en base a materias primas conocidas.

Investigadores del Royal Institute of Technology en Estocolmo, Suecia, han logrado fabricar un material celulósico cuya resistencia mecánica es extremadamente alta, basado en el uso de nanofibras de celulosa. Por su pequeño tamaño su resistencia mecánica es muy alta.

El nuevo nano-papel tiene una resistencia a la tracción de 214 MPa, muy alta comparada con el record previo de 103 MPa para papel de alta resistencia. Inclusive supera los 130 MPa para la fundición de hierro.

Anuncios