El organismo sostiene que hay un problema de capital humano: los trabajadores también reúnen unas cualificaciones más bajas que el resto de países de nuestro entorno.

El Banco de España ha puesto el foco sobre las habilidades de los directivos empresariales españoles en su informe anual publicado este viernes. En un epígrafe dedicado a las características del capital humano nacional, el organismo encabezado por Luis María Linde resalta que los empresarios están peor preparados que sus pares de otros países europeos. Y no sólo los empresarios. También señala la imperiosa necesidad de reforzar la formación de los trabajadores asalariados y por cuenta propia.

“Los indicadores disponibles sobre gestión empresarial, que están positivamente correlacionados con medidas de productividad, rentabilidad y supervivencia empresariales, sitúan a España en una posición inferior a las de Alemania, el Reino Unido, Francia e Italia”, subraya el documento.

Es más, en una evaluación de las capacidades de los empresarios llevada a cabo por el World Management Survey y destacada en el informe, los españoles se sitúan a la cola de las grandes economías de Europa, sólo por encima de los griegos, tal y como se puede apreciar en el gráfico adjunto.

Fuente: Diario El País. Antonio Maqueda. Madrid, 3 de junio.

Lee el artículo completo en:

http://economia.elpais.com/economia/2016/06/03/actualidad/1464971427_048027.html?id_externo_rsoc=LK_CC

 

Anuncios